Una de las herramientas más tradicionales para la organización de cronogramas de todo tipo son los calendarios de mesa. Tienen un sitial de honor en las mesas y escritorios de muchas personas y trabajadores, fanáticos del orden en cada una de sus labores.

Desde su creación siempre han sido ese utensilio ideal para la revisión constante de los días y meses de un año específico, así como para apuntar tareas y responsabilidades futuras en una fecha determinada. Es el aliado infaltable del trabajo y la organización.

Recurso ideal para las instituciones

En el caso de comercios, negocios o empresas, los calendarios permiten facilitar la planificación de la producción y anotar de manera preventiva, los próximos proyectos de manera que estos no queden olvidados.

La utilidad del calendario también resalta al momento de llevar un seguimiento a los días del año en los que no se podrá laborar, de modo que se pueda prever estas circunstancias y planificar en consecuencia.

Por lo común esto sucede en los días festivos y feriados, los cuales es conveniente tomar en cuenta en pro de aumentar la inclusión de una empresa en las costumbres culturas del sitio en el cual se ubica.

Diseños prácticos, vistosos y útiles

Los calendarios de mesa se pueden elaborar en una gran variedad de presentaciones, todo dependerá de las preferencias y necesidades del cliente.

Pueden ser cuadrados, rectangulares o triangulares, y pueden abarcar todos los meses del año o solo algunos meses si así lo prefiere el comprador. En ocasiones se han realizado dos presentaciones para dividir el año en dos partes.

Uno de los diseños más prácticos y útiles es el de doble anillado en la parte superior del calendario.

Comúnmente estos contienen un total de 14 hojas impresas, por lo cual hay una hoja para cada mes, más el añadido de una portada y una hoja final como cierre.

Este par de hojas extra funcionan como protector, además de brindar más espacio para añadir fotos, símbolos o texto.

El impacto visual que genere el calendario o almanaque dependerá de los materiales utilizados así como de los múltiples colores y añadidos. Esto puede aumentar un poco el precio, sin embargo el resultado final hará que valga la pena cada centavo invertido. Se trata de un objeto que acompañara al destinatario final durante mucho tiempo y el cual usará a diario.

Excelente souvenir para empresas y eventos corporativos

Proveer a empleados y trabajadores de almanaques es un gesto bastante inteligente, y por esta razón el mundo laboral los prefiere y los ha utilizado durante tantos años.

Se trata de una herramienta de trabajo que no da la impresión de una simple dotación, sino que es percibida como un regalo. Es una inversión que ofrece resultados formidables en cuanto a producción y armonía laboral.

Como regalo para aliados, proveedores, colaboradores y potenciales clientes es un excelente ítem.

Por sus características, es un elemento rico en contenido publicitario, lo cual se puede aprovechar en cada una de sus hojas colocando diversos textos o símbolos, como logotipos y formas inherentes a la empresa o frases clave y eslóganes propios de la misma.

Las posibilidades y opciones publicitarias solo están limitadas por la imaginación del cliente, ya que se puede aprovechar las costumbres culturales propias de una zona geográfica para resaltar los valores empresariales y gestión social de un negocio o corporación.

Algo que es bastante apreciado sobre todo si trata de un país o región con bastante arraigo o creencias autóctonas.

Calendarios de mesa personalizados para uso personal o como regalo

Además de las formas básicas que puede tener un almanaque impreso, la imaginación y creatividad de diseñadores y profesionales de este rubro, han generado la invención de otros múltiples diseños con alternativas magníficas en cuanto al diseño físico y disposición clave de los elementos gráficos se refiere. Desde formas hexagonales hasta creaciones más artísticas y en tendencia.

También se le puede agregar, una serie de hojas para agregar notas y asuntos importantes, dispuestas en la parte inferior básicamente acostadas en la mesa o escritorio.

Un agregado bastante útil para recordar fechas clave, así como detalles sobre eventos próximos que no es conveniente olvidar, como datos de contacto o nombres específicos.

Por todas las posibilidades de personalización y detallado, el almanaque o calendario es un regalo perfecto para personas que requieran una organización y planificación exhaustiva o constante. Todos conocemos ese amigo o familiar fanático de los detalles y cuidado, que verá en este regalo un gesto más útil y maravilloso que muchos otros más costosos o populares.